Ubicado en el corazón de Iztapalapa, la alcaldía más poblada de la Ciudad de México, se encuentra el Parque Cuitláhuac, con una superficie total de 145 hectáreas.


Antes de ser parque, este espacio fue utilizado como un tiradero a cielo abierto durante 55 años, acumulando un total de 44 mil 712 toneladas de basura. Posteriormente en la década de los 90, se convirtió en un parque recreativo, pero la intervención en esa etapa fue parcial, sin proyecto ni visión de manejo de suelos, tan necesario en un lugar que se erigía sobre basura. Esto originó que a muy poco tiempo de su creación el suelo comenzara a colapsarse creando deformaciones en la superficie del espacio, lo que imposibilitó su funcionamiento y lo condujo a un acelerado deterioro.

Historia

Second Item

​Click to add your own text. To customize it click Edit Text. You can upload custom fonts, scale text, change heading tags and more. Get the look you want.

First Item

Click to add your own text. To customize it click Edit Text. You can upload custom fonts, scale text, change heading tags and more. Get the look you want.

Third Item

​Click to add your own text. To customize it click Edit Text. You can upload custom fonts, scale text, change heading tags and more. Get the look you want.

Write a title here

Add a subtitle

En tiempos recientes el gobierno de la Ciudad de México decidió rescatar este espacio, transformarlo en un parque con un verdadero sentido ecológico y hacer un espacio público digno e incluyente. Para poder realizar esto, la transformación tenía que ser un trabajo a profundidad, no sólo en cuanto a la cuestión constructiva, en donde se realizó un tratamiento especial en el suelo para estabilizarlo y poder así desplantar toda la infraestructura planeada, sino también en el aspecto social mediante un trabajo integral realizado con la suma esfuerzos del sector gobierno, de la iniciativa privada y de la comunidad, para su realización, su posterior cuidado y mantenimiento.

La primera etapa de la recuperación y rescate del parque ya se ha concluido, convirtiendo a este proyecto en un piloto de economía circular para la ciudad. Casi el 85% de los materiales utilizados provienen de diferentes tipos de residuos. Se utilizaron 350 mil toneladas de PET y 9 mil toneladas de plástico reciclado. Paralelamente se han reutilizado 148mil toneladas de cascajo triturado para la estabilización del suelo, el cual tiene un área de aproximadamente 96 mil m².

Mediante la innovación tecnológica que se ha implementado en la construcción del parque, se ha erigido un esquema de circularidad. Materiales que antes se veían sólo como residuo, en el parque Cuitláhuac se convierten en un recurso primordial: cascajo triturado que remplaza tezontle y tepetate; plástico de deshecho que se recicla y emplea para la fabricación de adoquines, puentes, luminarias y otro mobiliario; aguas residuales de la zona, que se limpian en la planta de tratamiento y abastecen los humedales y se utiliza para riego del parque.

La construcción de este parque se perfila como un paradigma de innovación, resiliencia, economía circular y ecología que ofrece un espacio recreativo de primer nivel para una población anteriormente marginada. Desplantándose como el parque más grande del oriente de la ciudad, se pretende que con las acciones de regeneración ambiental pueda un día llegar a ser un importante pulmón para la ciudad y albergue de un ecosistema lacustre regenerado.

Parque Cuitláhuac

Área Federal Ciudad de México, CDMX

Correo: info@parquecuitlahuac.mx

© 2021 B. Design

  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube